Partes de un campo de béisbol

El béisbol es un deporte en equipo muy popular en países como Estados Unidos, Japón, Cuba y Venezuela, entre otros. La ciudad de Nueva York es la cuna del béisbol, ya que allí se dieron los primeros partidos organizados para luego extenderse por otras áreas. De este juego derivan deportes parecidos como el sóftbol.

El béisbol se juega en un campo de 0,8 hectáreas dividida en la zona externa e interna. La interna y más importante tiene forma de diamante. En una de sus esquinas está el área de bateo, mientras que las otras son las llamadas bases.

El campo de béisbol tiene asignadas las zonas donde los jugadores deben llevar a cabo las acciones del partido

Cada lado del diamante de béisbol mide 27,43 metros. La zona exterior también conocida como jardín tiene forma triangular, con líneas que parten desde la zona de bateo. Juntas completan el campo de beisbol o baseball como se le dice en inglés.

Diamante de béisbol

La zona interna del campo de beisbol se conoce como diamante. En ella se ubican tanto las bases como el montículo de lanzamiento y área de bateo. Las líneas externas que parten desde el home y se extienden hasta el límite del diamante son conocidas como líneas de foul o falta.

Área de bateo

El área de bateo es donde el jugador se para para golpear con el bate la pelota que se le lanza. Se ubica en una punta del diamante de béisbol y solo un jugador puede estar parado en ella. Detrás del área de bateo está la caja del receptor o catcher.

La forma del área de bateo es circular y está en la esquina izquierda del diamante con respecto a la visión del árbitro. Allí también se halla la cuarta base más conocida como Home.

Bases

Las bases de un campo de béisbol se ubican en cada esquina del diamante. Estas se numeran como primera, segunda y tercera consecutivamente partiendo desde el área de bateo. El bateador debe correr de una a otra. Si es que llega sin que el otro equipo lo toque con la bola, se le considera seguro.

Las bases están separadas entre sí por una distancia 27,4 metros. La última base se llama Home y si un jugador logra recorrerlas por completo y llegar a ella gana un punto. Varios jugadores pueden estar ocupando las bases de forma simultánea.

Montículo de lanzamiento

El montículo de lanzamiento es desde donde el lanzador tira la bola al bateador. Este se ubica a 18,44 metros del área de bateo, casi al centro del diamante y rodeado por las bases. Solo el tirador puede estar en ella.

Vallas finales

Las vallas finales marcan los límites del campo de béisbol tanto en su parte interna como externa, creando un triángulo equilátero que parte desde el Home. Cada valla tiene una longitud de entre 90 y 125 metros.

Alrededor del diamante de béisbol están las zonas donde se ubican los bateadores que esperan su turno, los entrenadores y árbitros. Todos deben permanecer dentro de su área, ya que solo quienes están en acción pueden ocupar puestos en el diamante o jardín según sea su posición.