Partes de una brújula

La brújula es un objeto que señala el norte magnético y sirve para orientarse. Este utensilio fue cambiando su aspecto desde sus inicios hasta tener las características que se conocen hoy en día.Según se dice este elemento es un invento chino, aunque no hay un dato certero que verifique dicha versión.

En un principio se empleaban imanes naturales para imantar las agujas y luego con el desarrollo de la tecnología este trabajo se pudo realizar de manera industrial u artificial.

orientacion

La brújula está compuesta por una serie de partes bien definidas que detallaremos a continuación.

La base

Esta parte es la que sostiene la estructura interna de la brújula, por lo general es de material plástico para no interferir con las capacidades magnéticas del dispositivo. Comúnmente la parte de debajo de la base es de un plástico opaco oscuro y en la parte de arriba posee un plástico de color transparente que permite visualizar los datos del interior.

El anillo

El anillo es una cinta circular de 360º que permite obtener una medición exacta, por lo general se encuentra ubicado de forma paralela a la base, esto permite que gire sin ningún tipo de problemas pudiendo referenciar distancias. Mientras mayor sea la división de este anillo se lograrán medidas más específicas, sirve también para medir ángulos con aplicación de la trigonometría.

Aguja magnética

Esta aguja es la que permite justamente que el imán realice su trabajo de orientación, se encuentra imantada. El proceso por el cual adquiere sus capacidades magnéticas puede ser natural, cuando se encuentra en contacto con imanes naturales, o bien puede ser artificial cuando el medio de imantación se realiza de forma industrial.Es atraída por el campo magnético terrestre, lo que la convierte en la parte fundamental de la brújula.

Aceite

El aceite o líquido acuoso sirve para que la aguja pueda movilizarse sin golpearse contra el resto de las partes, de lo contrario ésta perdería sus propiedades magnéticas. Además contribuye desacelerando la aguja pero sin que se pare.

Flecha orientadora

Esta parte se ubica debajo de la aguja magnética, por lo general suele resaltarse con un dibujo similar al de una flecha, de ahí su nombre.

Punto de lectura

El punto de lectura es empleado para realizar notaciones o tomar datos sobre un punto de referencia en particular. Es un punto de color blanco que se ubica por encima del anillo giratorio.

Flecha de dirección de viaje

Es una flecha distinta de la orientadora, comienza con una línea que atraviesa la base de la brújula y culmina en una flecha simple.

Su utilización

Para poder emplear este elemento de gran utilidad es necesario sostenerla en la mano con la flecha de dirección de viaje de frente. Si deseas lograr una mejor ubicación aconsejamos colocarla a la altura de la cintura. Cuando la aguja tome la posición del norte magnético entonces se debe girar el dispositivo haciendo que la flecha de dirección de viaje coincida con la aguja magnética.

Un experimento: Crear una brújula casera

Si quieres crear una brújula casera puedes hacerlo con los siguientes materiales: un corcho, un recipiente plástico pequeño, una aguja, un imán de heladera y un vaso de agua.

Primero debes cortar una rebanada del corcho y llenar el recipiente pequeño con agua. Luego debes frotar la aguja con el imán de heladera por unos cinco minutos. Traspasa suavemente la aguja por la superficie del corcho.

Luego coloca el corcho con la aguja en el recipiente con agua, entonces verás que la aguja se direcciona al norte magnético, tu imán está listo.