Partes de un cubo

El cubo es una figura geométrica tridimensional compuesta por seis caras iguales que se unen para dar paso a este elemento también conocido como hexaedro, el cual es más complejo de lo que la mayoría de la gente cree, ya que no se trata de un objeto plano como el cuadrado o círculo.

Los dados son cubos perfectos en que se pueden apreciar cada una de sus partes

Conocer cómo está compuesto un cubo sirve para poder hacer cálculos sobre su volumen, área y otros elementos, los que son útiles en campos no sólo matemáticos, sino que también en diseño, arquitectura e ingeniería entre varios más.


Así, las partes de un cubo son las siguientes:

Caras

Un cubo tiene seis caras con forma de cuadrado exacto y, que se unen para dar paso a las paredes de esta figura geométrica dándole su forma.

Cada cara del cubo tiene su opuesto con la cual se enfrenta directamente, mientras que con las otras cuatro se unen al menos en uno de sus lados formando un ángulo.

Aristas

Las aristas del cubo son el lado común que comparten dos caras consecutivas. En total, en cada cubo hay 12 aristas las cuales son segmentos rectos y que muchos conocen bajo el nombre de bordes.

Vertices

Las vértices de un cubo es la unión de segmentos pertenecientes a tres caras y que da origen a un ángulo. Cada cubo tiene 8 vértices ubicadas en cada una de sus esquinas.

Diagonal

La diagonal de un cubo es una línea imaginaria que se traza de un vértice a otro de caras opuestas entre sí. En un cubo existen cuatro diagonales, las cuales se intersecan entere sí.

Centro

El centro de un cubo es donde se intersecan las diagonales, siendo un punto imaginario que se puede calcular conociendo los otros valores de esta figura.

Las partes de un cubo tienen medidas que son equivalentes, ya que cada cara es matemáticamente idéntica a otra, lo que permite que la unión de varios cubos pueda dar paso a otras figuras geométricas más complejas, cuyas características dependen muchas veces de ese cubo que les da origen.