Partes del estetoscopio

El estetoscopio es el instrumento médico más importante ya que permite auscultar los sonidos de la zona torácica y abdominal del cuerpo, ya sea cardíacos, pulmonares o digestivos a nivel estomacal e intestinal.

El francés René Laënnec creó el primer estetoscopio en en 1816 y desde ese entonces estos instrumentos médicos, también conocidos como fonendoscopios, evolucionaron bastante hasta llegar a los que se usan hoy en día. Si bien existen diferentes modelos, la mayoría de ellos comparte parte importante de sus piezas.

El estetoscopio permite escuchar los sonidos del interior del cuerpo sin provocar dolor o incomodidad al paciente

Para estar informado la próxima vez que vayas al médico y te ausculten con un estetoscopio, te contamos cuáles son las partes de fonendoscopio y sus funciones, demostrando que es un implemento indispensable que el profesional de la salud se haga una idea del estado de tu cuerpo.

Olivas

Las olivas son las piezas del estetoscopio que van dentro de los oídos de los médicos, generando una excelente acústica para que puedan escuchar con claridad los sonidos del interior del cuerpo. Hay olivas blandas y otras más duras, todo depende de los gustos de cada profesional de la salud, lo importante es que generen un buen sello sobre el extremo de los auriculares.

Auriculares

Los auriculares son tubos por los que viaja el sonido hasta llegar al oído del médico, ya que se unen con las olivas en su costado superior. Suelen ser metálicos y se pueden ajustar para la comodidad de quien utiliza el estetoscopio.

Tubo

El tubo o tubuladora es una manguera a través de la cual viajan los sonidos desde el auscultador. Su extensión es de entre 30 y 40 centímetros y posee paredes gruesas y una estructura ligeramente rígida para asegurar una transmisión óptima de las ondas sonoras sin pérdidas ni distorsiones.

Auscultador

En un estetoscopio el auscultador es la parte metálica que se apoya sobre el cuerpo del paciente y cuenta con dos caras de diferente forma y tamaño, cada una para escuchar un tipo de sonido específico, por lo que el profesional de la salud puede utilizar una diferente según lo que está buscando.

Campana

Una de las caras del auscultador es la campana que se usa cuando se buscan sonidos específicos de tono grave como los cardíacos o vasculares. Suele estar rodeada de un anillo de goma para evitar que el frío del metal contra la piel incomode al paciente.

Diafragma

En la cara más ancha del auscultador está el diafragma, el cual sirve para escuchar los sonidos de alta frecuencia como los pulmonares, intestinales y cardíacos a mayor velocidad. Es completamente plano y está recubierto por un disco plástico muy delgado