Partes de la Guitarra

La guitarra es uno de los instrumentos musicales básicos de cuerda. La guitarra permite interpretar multiplicidad de melodías a través de la vibración y pulsación de sus cuerdas, que están tensionadas y orientadas longitudinalmente en toda su extensión.

Partes de la guitarra

Partes de la guitarra

El instrumento consta de tres partes fundamentales, cuya ubicación está determinada según su funcionalidad: cabeza, mástil o cuello y caja de resonancia o cuerpo.

Cabeza

La cabeza está ubicada en la parte superior de la guitarra y es donde se remata el formato del instrumento. Las cuerdas logran su mayor tensión gracias a las clavijas individuales de la cabeza, que al girar cambian la tensión de la cuerda permitiendo su afinación. La cabeza está subdividida en tres partes:

Clavijas

Las clavijas son los seis o más elementos giratorios situados a cada lado de la cabeza, rodeándola, que están encargados de disminuir o aumentar la tensión de las cuerdas:

Clavijero

Es el nombre que tienen las dos láminas metálicas sobre las que se asientan las clavijas donde van sujetadas las cuerdas, y que las amarran a la parte superior de la guitarra permitiendo aumentar o disminuir la tensión. Proporcionan la afinación o altura musical que deseamos, por lo que es una de las más importantes partes del instrumento. Su calidad está definida por la precisión que ofrece, es decir que tenga el mayor número posible de dientes para accionar con la mano.

Puente Menor

El puente menor, llamado también cejilla, es una especie de hueso que sirve de nexo de la cabeza con el cuello de la guitarra. El puente menor es un soporte que sujeta las cuerdas a la caja, e impide el roce de ellas con la madera, para que puedan emitir el sonido al ser pulsadas.

Mástil

También llamado cuello o diapasón, el mástil es el eje central de la guitarra sobre el que se extienden las cuerdas. Es una pieza generalmente de madera en forma de brazo alargado a modo de arco, que brinda la extensión necesaria para que cada cuerda se distribuya paralelamente a través de toda su longitud. Sirve de sustento al diapasón permitiendo la colocación de la mano de tal forma que los dedos puedan pisar las cuerdas.

Es una zona de soporte que facilita el sostén del instrumento y que brinda una superficie que será utilizada para la obtención de los distintos sonidos. Lo que diferencia un mástil de otro es el material y la dimensión en que está construído.

El mástil está dividido en varias partes:

Trastes

Son los trozos de alambre de metal que dividen en partes de medio tono al diapasón. Se trata de cada uno de los espacios en los que está dividido el diapasón, y que equivalen cada uno a una nota musical. Estas divisiones o trastes posibilitan la definición de las zonas sobre las que los dedos de la mano ejercerán presión sobre las cuerdas para obtener el sonido. Éste dependerá del traste que elijamos para pulsar la cuerda, del cual resulta la variación.

Un traste mal colocado puede destrozar el sonido de la guitarra, aunque a simple vista parezca estar bien. Suele acontecer en reparaciones defectuosas y aún en instrumentos de primeras marcas

Cejillas

Son las barras de metal que separan los trastes que forman el mástil, marcando un límite con la separación correcta que las cuerdas deben guardar entre sí y su paralelismo.

Caja de resonancia

La caja de resonancia es el cuerpo de la guitarra. Se trata de una estructura hueca y cerrada de madera, de forma curvilínea, cuyo diseño está pensado para la amplificación del sonido. En el cuerpo se produce la resonancia de las notas musicales producida por la vibración de las cuerdas.

La vibración original de las cuerdas es aumentada gracias al cuerpo de la guitarra que transmite características al sonido llamadas “timbre”. Por ello es importante el tipo de madera utilizada para la fabricación del instrumento, ya que de ello dependerá en gran medida el sonido de la guitarra.

La caja de resonancia tiene varias subpartes:

Boca

La boca es una abertura generalmente circular ubicada en la parte frontal de la guitarra, que admite la entrada y salida de los sonidos producidos por las cuerdas vocales. Su función es permitir la entrada del sonido, su rebote amplificado en la caja de resonancia, y la salida con mayor potencia.

Puente mayor

Al igual que el puente menor, el puente mayor es un hueso que comunica la cabeza con el cuerpo de la guitarra impidiendo el roce de las cuerdas con la madera. Su función es constituir para las cuerdas otro punto de apoyo y amarrarlas a la parte inferior del instrumento, por lo que tiene gran importancia para el sonido que se quiere reproducir.

Costilla

La costilla es el nombre que suele darse al lateral con forma curva de la guitarra, que está diseñado para facilitar el apoyo del cuerpo de la misma descansando sobre el muslo o miembro inferior del intérprete. El costado forma parte de la caja de resonancia, y puede tener diversas alturas o anchos, lo que permite variar el timbre o grado de profundidad del sonido.

Tapas superior e inferior

Las tapas de la caja de resonancia son las que, junto a la base, completan la forma de la guitarra.

Base

Al igual que las tapas, la base forma parte del cuerpo de la guitarra cerrando su estructura para completarla.

Una cuerda por sí sola, suspendida de dos puntos, no produce un volumen suficiente para ser oído. Para su amplificación es necesaria la caja de resonancia.

Cuerdas

Las cuerdas son un elemento imprescindible, sin cuya vibración no existiría el sonido de la guitarra. Son varios hilos de nylon o metal que tienen la responsabilidad de la emisión del sonido. Pueden tener distintos calibres (la guitarra española utiliza 6 calibres) y son tensadas en el instrumento musical hasta lograr la afinación adecuada, de modo de permitir la reproducción de sonidos armónicos.

La vibración de las cuerdas de la guitarra se produce con la pulsación de los dedos de la mano. Las cuerdas pueden ser:

  • Lisas: son fabricadas con un material homogéneo como el nylon que se usa en la guitarra clásica, y el acero que se utiliza en la guitarra eléctrica y en la acústica).
  • Entorchadas: son las que tienen enrollado un material metálico (generalmente alambre de níquel o bronce, aunque puede también ser de plata en la guitarra clásica) alrededor del hilo de nylon o seda que forma el núcleo de la cuerda. En las guitarras acústicas suele elegirse el bronce al fósforo, el acero o el níquel. La guitarra eléctrica solo admite el acero o el níquel, ya que el campo magnético de las pastillas no permite la inducción del bronce.