Partes de la Mano

La mano es la terminación de las extremidades superiores del cuerpo humano. Su esqueleto está formado por 27 huesos que incluyen ocho huesos carpianos (ubicados en la muñeca, entre el radio y el cúbito), cinco metacarpianos y catorce falanges. Los dos huesos del antebrazo (el radio y el cúbito) están unidos por una banda ligamentosa llamada membrana interósea y por articulaciones sinoviales llamadas radiocubitales, que permiten al radio moverse en torno al cúbito.

Partes de la mano

Partes de la mano

El movimiento que realiza la mano al volver la palma hacia abajo, se llama pronación, y durante el mismo el radio se cruza sobre el cúbito. El movimiento de retorno de la palma hacia arriba se llama supinación. Como los huesos del antebrazo están unidos por ligamentos, articulaciones y músculos, es habitual que ambos se vean implicados en las lesiones graves del antebrazo porque a menudo uno se fractura y el otro se disloca. Los huesos de la mano pueden dividirse en tres grupos:

Carpo o huesos de la muñeca

El carpo es la parte de las extremidades superiores del cuerpo humano donde se ubica la muñeca. Los huesos de la muñeca son los ocho huesos carpianos, que están dispuestos en dos grupos de cuatro y unidos por ligamentos.

Están encajados en una cavidad pequeña que está formada por los huesos radio y cúbito que pertenecen al antebrazo. Sin embargo el cúbito no está articulado con ningún hueso de la muñeca. Los huesos de la muñeca están articulados por el ligamento triangular que está ubicado bajo la cara inferior del cúbito.

Los huesos de la muñeca están dispuestos en dos filas:

1) Una fila proximal, que de afuera hacia adentro contiene:

  • el escafoides
  • el semilunar
  • el piramidal
  •  el pisiforme.

2) Una fila distal, integrada de afuera hacia adentro por:

  • el trapecio
  • el trapezoide
  • el grande
  • el ganchoso.

Cada hueso de estas dos filas está articulado con los huesos adyacentes, y unido sólidamente por uniones ligamentosas. El carpo en su conjunto tiene una cara dorsal convexa o posterior y una palmar cóncava o anterior.

Pisiforme

En latín “con forma de guisante”, el hueso pisiforme es el cuarto hueso de la primera fila del carpo. Se articula con el hueso piramidal y recibe el tendón del músculo flexor cubital del carpo. Es un hueso corto, par, esponjoso, cuboideo, con un extremo superior y otro inferior, y con solo una de sus cuatro caras articulares.

Sus caras son: interna, externa, posterior y anterior. La cara externa presenta un canal longitudinal que da paso a la arteria cubital y al nervio cubital. La cara interna se inserta al ligamento lateral interno de la articulación de la muñeca.

Piramidal

El hueso piramidal es un hueso de la primera fila del carpo, que tiene la característica de ser par, esponjoso, corto, en forma de pirámide. El hueso tiene seis caras, de las cuales tres de ellas son articulares. En la parte superior articula con el hueso pisiforme. En su lateral articula con el hueso semilunar en relación con el plano sagital, y con el hueso ganchoso articula distalmente.

Semilunar

El hueso semilunar, tal como lo indica su nombre, tiene forma de medialuna con la concavidad mirando hacia abajo. Se trata de un hueso corto, par, compacto, esponjoso, de forma semilunar y cuboidea, parecido a una luna con seis caras de las cuales cuatro son articulares. Se articula con el escafoides y el radio para formar la articulación de la muñeca, es el hueso carpiano que se disloca con más frecuencia.

Ganchoso

El hueso ganchoso es llamado también hamato. Es un hueso corto, par y esponjoso, de forma piramidal que se articula con el cuarto y el quinto metacarpiano. Tiene cinco caras de las cuales tres de ellas son articulares. Es el cuarto hueso de la segunda fila del carpo, de radial hacia ulnar, último de la segunda fila. Se articula con el hueso grande del carpo, el piramidal, el semilunar, cuarto y quinto metacarpianos.

Su nombre es tomado de la apófisis larga y unciforme en forma de gancho, a cuyo vértice está fijado el ligamento anterior del carpo. Tiene una cara posterior rugosa, y la cara posterior, que es articular con el semilunar, se parece a un borde obtuso. La cara inferior posee dos carillas para los dos últimos metacarpianos. La cara externa es articular para el hueso grande. Y la cara interna es articular en casi toda su extensión para el piramidal.

Grande

El hueso grande es el tercer hueso de la segunda fila del carpo. Es el más voluminoso del carpo, caracterizado por ser esponjoso, corto, par, cuboideo y tiene el aspecto de una diminuta cabeza sobre su cuello. Está constituido por tres partes: cabeza, cuello y cuerpo, y dotado de seis caras, cuatro de ellas articulares. El hueso grande se articula con el hueso escafoides, el hueso semilunar, el hueso trapezoide, el hueso ganchoso, y el segundo, tercer y cuarto metacarpiano.

Escafoides

El escafoides es un hueso convexo, par, esponjoso, corto, de forma cuboidea, cuyo nombre significa en griego “en forma de barco”. Tiene seis caras de las cuales tres son articulares. Se articula con el radio, hueso semilunar, el hueso grande, el hueso trapezoide y el hueso trapecio. Se trata del hueso de la muñeca que se fractura con más frecuencia.

Trapezoide

El hueso trapezoide llamado también pequeño multiangular, es un hueso corto, par, esponjoso, que tiene seis caras de las que cuatro son articulares. Articula con el segundo metacarpiano del índice, con el hueso escafoides, el hueso trapecio y el hueso grande.

Trapecio

El trapecio (del griego “mesa”) es un hueso del carpo que también tiene cuatro caras al igual que el trapezoide, y que se articula distalmente con el primer metacarpiano del pulgar, constituyendo la articulación trapezometacarpiana de encaje recíproco, tipo silla de montar. Proximalmente articula con el hueso escafoides. También articula con el segundo metacarpiano y el hueso trapezoide.

Metacarpo o huesos de la palma

Los huesos de la palma de la mano son los llamados huesos metacarpos, que corresponden uno a cada dedo y están ubicados en la parte media entre los huesos carpianos y las falanges. Los metacarpos son una de las tres partes de las que están compuestos los huesos de la mano, y están formados por la ossa metacarpal que se compone de cinco huesos metacarpianos, de contextura delgada y ligeramente alargada, que ocupan toda la palma de la mano.

La unión de carpio y metacarpo se da gracias a la articulación carpometacarpiana. Los huesos metacarpianos son huesos largos, compuestos de tres partes: epífisis (es la base o cabeza), diáfisis o cuerpo (es la parte alargada del medio) y metáfisis (que es la unión entre la diáfisis con la epífisis).

  • El primer metacarpiano es el dedo pulgar, el más corto y grueso de los metacarpianos. Se articula con el hueso trapecio que está situado en la segunda fila del carpo, y con la primer falange por medio de la articulación metacarpofalángica del pulgar, que permite una flexión de unos 60°, una pequeña extensión, y la aducción y abducción. Asimismo, el primer metacarpiano está en ángulo recto con los metacarpianos de los demás dedos, por lo que la flexión y la extensión del pulgar se producen en el mismo plano que la abducción y la aducción de los otros.
  • El segundo metacarpiano corresponde al dedo índice de la mano, que es el segundo desde el pulgar. La articulación metacarpofalángica permite una flexión próxima a los 90°, una mínima extensión, y una aducción y abducción de los metacarpianos de unos 30°.
  • El tercer metacarpiano corresponde al dedo mayor de la mano, llamado dedo central o del corazón. Está dotado de la apófisis estiloide, situada en la cara lateral de su base.
  • El cuarto metacarpiano corresponde al hueso que une la falange del dedo anular de la mano, el segundo a partir del exterior de la mano.
  • El quinto metacarpiano corresponde al dedo meñique de la mano, el más pequeño y externo de la mano. En la extremidad superior está articulado con el hueso ganchoso. Su cara interna está dotada de una apófisis estiloides o tubérculo, donde se inserta el músculo cubital posterior.

Falanges

La mano contiene catorce huesos digitales, llamados también falanges. Las falanges son los segmentos articulados de los dedos. Hay dos en el dedo pulgar, y tres en los demás dedos que son cuatro en la mano humana. El dedo pulgar no tiene falange media.

El dedo pulgar carece de falange medial, por lo que hay en la mano solo 14 falanges y no 15, igual que ocurre con los huesos del pie.

Falanges proximales

Las falanges proximales son las más próximas a la palma de la mano, situadas en la parte central de los dedos. Comienzan en articulaciones prominentes denominadas nudillos, cuya cabeza en la mano son los metacarpos (y en el pie los metatarsos). Se caracterizan por poseer una superficie dorsal convexa y otra palmar plana. Las bases de las falanges proximales articulan con las falanges medias a través de la articulación interfalángica proximal. Las articulaciones interfalángicas tienen una cápsula fibrosa, reforzada por los ligamentos palmares y colaterales.

Falanges mediales

Las falanges medias son aquellas estructuras óseas que están ubicadas entre las dos articulaciones de los dedos de las manos y de los pies. Estos huesos están caracterizados por poseer una superficie dorsal convexa y otra superficie palmar plana.

La falange medial es la falange de la que carecen el dedo pulgar y el dedo gordo del pie. La segunda falange medial se articula a través de la articulación interfalángica distal. Como la proximal, es una articulación troclear simple y sólo puede moverse en flexión y extensión.

Falanges distales

Las falanges distales son llamadas también falanges ungueales. Son los huesos que se localizan en los extremos de los dedos de los pies y de las manos, que están articulados con las falanges medias. El dedo pulgar y el dedo gordo del pie se articulan directamente con las falanges proximales.

Las falanges distales están caracterizadas por poseer una superficie dorsal convexa y otra superficie plana palmar, y terminan en una amplia expansión plana y ancha con forma de media luna cuyo nombre es epífisis, que es el que sirve de soporte a la especie de almohadilla de la yema de los dedos en la superficie palmar y de las uñas en la superficie dorsal.