Partes de la oreja humana

La oreja es la parte visible del oído humano y, cada persona posee dos, una a cada lado de su cabeza. La función de esta parte del cuerpo humano es clave para el sentido de la audición, ya que capta las vibraciones sonoras del ambiente y las redirige a las partes internas del oído.

La oreja es la parte exterior y visible del oído humano

Esta parte del cuerpo humano también conocida como pabellón auricular, está formada por cartílagos y piel y, si bien sus estructuras son las mismas en todas las personas, hay pequeñas diferencias de forma y tamaño que en la inmensa mayoría de los casos no tiene incidencia sobre su funcionamiento.


La oreja humana se puede dividir en varias partes para comprender su estructura: Algunas tienen una función clara mientras que otras solo le dan forma y son vestigios de los pabellones auriculares de nuestros antepasados.

Pabellón y canal auditivo

El pabellón auditivo es el canal por el cual circulan las vibraciones sonoras captadas por la oreja, los que luego viajan hacia el oído medio a través de un pequeño agujero conocido como canal auditivo, el cual llega hasta el tímpano, siendo también conocido como meato auditivo.


El meato auditivo se encuentra por encima del hueso temporal del oído.

Hélix

El hélix es el el pliegue externo que se ve en el borde de la oreja, estando formada por cartílagos.

Ante hélix

El ante hélix es un área cóncava que limita con el hélix de la oreja y, a diferencia de este, no presenta pliegues

Concha

La concha es la fosa o depresión más profunda de la oreja y que está rodeada de todos los pliegues.

Trago y Antitrago

Es la salida delantera del canal auditivo que se extiende al oído externo. El antitrago es lo mismo, pero se sitúa al lado opuesto del trago, justo sobre el lóbulo. Ambos están formados por cartílagos y son visibles.

Lóbulo

El lóbulo del pabellón auricular es un pedazo de tejido que cuelga de la base de la oreja. Hay personas que lo tienen pegado a la piel del rostro, mientras que otras se halla separada, sin que estas características tengan alguna injerencia en el funcionamiento del oído.

El oído humano tiene muchas más partes, pero cuando nos referimos a la oreja hablamos solo de las externas y que son visibles siendo parte del rostro humano. Cada pabellón auricular tiene pequeñas diferencia con respecto al del resto de las personas, por lo que es único.