Partes de los patines en línea

Los patines en línea son un tipo de patín caracterizado por tener ruedas paralelas y más delgadas que las de los patines normales, las cuales difieren en tamaño o cantidad según el uso que se les quiera dar, ya sea velocidad, agresivo, calle, artístico, hockey o acrobacias entre otros, teniendo cierta similitud en los patines en hielo.

Este tipo de patines también conocidos como rollers nacieron a mediados del siglo XIX en Canadá, pero su éxito llegó finalmente en la década de 1980 en las que incluso superaron en ventas a los patines comunes. En el mercado existen modelos para todo precio, uso y nivel de experiencia.

Los patines en línea pueden alcanzar mayores velocidades que los tradicionales

Los rollers están compuestos de varias partes que permiten su funcionamiento óptimo y seguro, las cuales si bien son las mismas en los diferentes tipos de patines en línea, presentan variaciones que las hacen especiales para la utilización que se le quiera dar, pudiendo cambiarse o reemplazarse.

Bota

La bota de un patín en línea es donde el patinador introduce su pie siendo blandas en su interior y duras en su exterior para ayudar a que tomen la forma necesaria para dar estabilidad al pie y protegerlo. Las botas suelen ser de caña alta con excepción de los patines de carrera, que usan botas de caña baja.

La suela de la bota de rígida ya que allí se adhieren los componentes para unirla a las ruedas, aunque en su interior se cuida la comodidad de la planta del pie teniendo una forma anatómica, en muchos casos existen insertos tipo plantilla.

Sujeciones

Para que la bota se afirme bien al pie los patines en línea tienen diferentes sujeciones, las más típicas e importantes son:

  • Cierre: Los cierres se ponen a la parte de arriba del patín para que se ajuste al pie, por lo que pueden tomar varias posiciones hasta que queden firmes. Gracias a sus características, estos no se mueven mientras el patín está en uso
  • Velcro: Son correas blandas que se cierran mediante un sistema de velcro y que van sobre el tobillo.
  • Cordones: Los cordones de los patines en línea van ajustando la zona baja de la bota a la parte superior del pie, el patinador puede apretarlos más o menos según necesidad y comodidad.

Freno

Se adhiere al taco se la bota, justo por encima de la última rueda. Se trata de una pieza plástica que permite frenar al tocar el suelo, los rollers que llevan freno solo lo hacen en el patín izquierdo o derecho, raramente se lleva en los dos y hay modelos que simplemente no incorporan freno.

Guía

La guía es donde se montan las ruedas y estructura inferior de los patines en línea, yendo adherida a la zona inferior de la bota. Suele estar hecha de aluminio o fibra de carbono, ya que requiere ser tan liviana como resistente.

La guía posee espacios para montar las ruedas y también protegerlas, teniendo una forma bastante especial. En ella se utilizan tornillos para ajustar las ruedas y permitir que estas se puedan remover individualmente, lo que es ideal en casos de desgaste o querer utilizar ruedas con características diferentes.

Ruedas

Los patines en línea pueden tener tres o cuatro ruedas las cuales están hechas de silicona o poliuretano, lo que les da agarre sobre las superficies en que se mueven. Las ruedas pueden ser de tres tamaños y diferentes tipos de dureza.

A mayor tamaño y dureza el patín podrá alcanzar velocidades más altas y las de menor porte y más blandas entregan mejor agarre, por lo que son ideales para acrobacias o patinaje artístico, por ello hay que considerar su uso a la hora de escoger las ruedas para los rollers.

Rodamientos

Al interior de cada rueda se hallan dos rodamientos que les permiten girar, ambos rodamientos son esféricos y están separados para evitar que fricción entorpezca el patinaje. Existen diferentes tipos de rodamientos según sus características y anatomía, siendo especiales para ciertos tipos de ruedas.