Partes de una URL

La URL es la dirección escrita que usamos para acceder a una página web, la cual el navegador convierte a un conjunto de números que le lleva a un servidor donde está alojado ese sitio de Internet y, finalmente, permite visualizarlo desde la computadora u otro dispositivo.

Los navegadores modernos ofrecen la opción de ir autocompletando esa URL (Localizador Uniforme de Recursos), para hacer más rápido el acceso a los sitios más populares, las cuales el browser traduce al número IP del servidor.

La URL es la dirección que se escribe en el navegador para acceder a un sitio web

La URL es lo que conocemos como dirección de la página web, se compone de varios elementos.

Protocolo

El protocolo de una URL es el formato en que se van a enviar e intercambiar los datos que permitan cargar la página web, así como también interactuar con ella. Los navegadores suelen añadirlo por defecto, así que generalmente no lo escribimos.

El protocolo más común es http:// (Protocolo de transferencia de hipertexto), aunque cada vez se usa más el https:// (Protocolo seguro de transferencia de hipertexto), el cual añade mayor seguridad al cifrar la información, creando conexiones más confiables.

Los dos puntos (:) y las barras (//) sirven para separar el protocolo del resto de la dirección web, además de dar la orden para iniciar la conexión entre nuestro dispositivo y el servidor donde la página está almacenada.

Dominio

El dominio de una URL es la expresión en letras y números de la dirección IP del servidor donde se almacena la página web a la que se quiere acceder. Ya que las IPs son números complicados y largos, es más sencillo asignarles un nombre fácil de recordar y escribir.

Los dominios pueden llevar letras, números y guiones, pero no otros caracteres especiales. Hace poco se aprobó el uso de la letra Ñ y tildes en los dominios, lo que antes estaba prohibido, pero igualmente su utilización es escasa.

Extensión del dominio

La extensión del dominio identifica el tipo o ubicación del sitio web, siendo el .com el más común, aunque existen diversas extensiones para identificar países, actividad, si son de gobierno u organizaciones, etc.

Las extensiones de dominio pueden ser simples o compuestas. Un sitio terminado en .biz nos indica que es de negocios, uno .mx está registrado en México, una extensión edu.mx muestra que es un sitio relacionado a educación perteneciente a una institución de ese tipo en México, a los que suman cientos de otros más.

Los dominios pueden poseer subdominios para acceder a otros sitios que están dentro un mismo servidor. Para distinguirlos se indica su nombre después del protocolo pero antes del dominio en sí y sus extensiones.