Partes de un dron (cuadricoptero, drone)

Los drones son mini naves voladoras sin tripulación que se manejan de manera remota desde el suelo ya sea con controles especiales o utilizando un teléfono móvil o tableta, pudiendo realizar diferentes tareas dependiendo de su equipamiento y sofisticación por lo que existen modelos para diversos usos, yendo desde lo laboral a lo recreativo.

Un dron será más o menos avanzado según la potencia y sofisticación de sus partes

Las partes de un dron determinan sus usos y potencia ya que cada modelo está compuesto por piezas de diferente nivel de poder y sofisticación, aunque todas estas naves no tripuladas tienen una base similar y se van diferenciando según las características de cada parte.

Chasis

El chasis es el cuerpo del dron y en donde van todo el resto de las piezas. Este esqueleto se fabrica con materiales livianos como por ejemplo fibra de carbono o aluminio y a él se adhieren las diferentes partes que permiten que el dron funcione además de accesorios extra, todo depende del modelo.

Tren de aterrizaje

En la parte inferior del chasis se ubica el tren de aterrizaje el cual permite que el dron pueda partir o aterrizar de manera cuidada en superficies de todo tipo, evitando que se dañe. Estos pueden ser fijos, lo que ocurre con la mayoría de los drones o, en los modelos más avanzados permitir que se alce o esconda durante el vuelo.

Motor

Los drones pueden tener uno o más motores, todo depende del modelo. Esta parte es fundamental para su funcionamiento ya que sin ellos sería imposible mantener a estas mini naves en el aire. Los motores poseen un regulador de velocidad que determina la cantidad de revoluciones para cada hélice conectada a ellos.

Hélices

Las hélices de un dron son las encargadas de girar para que el dron pueda volar y desplazarse, estando conectadas a los motores. Estas piezas tienen generalmente dos aspas, aunque existen modelos con tres, siendo capaces de rotar a gran velocidad.

Batería

Las baterías de los drones les proporcionan la energía necesaria para el funcionamiento de sus componentes, se trata de baterías recargables de polímero de litio y que poseen diferente capacidad según el modelo, de eso depende la autonomía de vuelo del dron. Una batería necesita ser liviana para no entorpecer los movimientos.

Cámaras

La mayoría de los drones poseen cámaras de fotos y vídeo capaces de capturar imágenes, almacenarlas y según el modelo enviarlas de forma remota al controlador, quien de acuerdo lo avanzada que sea la conexión podrá observar lo que graba el dron en tiempo real.

Las cámaras de los drones sirven para guiar a quien controla el dron desde el suelo, además permite tomar fotos y vídeos desde posiciones privilegiadas a las cuales sería imposible acceder sin el uso de estos dispositivos.

Gimbal

El gimbal es un dispositivo que va sobre la o las cámaras para estabilizarlas y permitir una grabación firme, su forma y capacidades depende del tipo de cámara y el uso que se le quiera dar, siendo una pieza que no necesariamente está presente en todos los drones.

Placa de control

La placa de control es el cerebro del dron ya que allí se conectan todos los componentes y mediante un software especial va procesando la información captada y las órdenes que recibe desde el mando, determinando así las acciones a seguir por parte de la mini nave y cada una de sus partes.

Sensores

Los drones poseen una serie de sensores que permiten obtener la información necesaria para volar y evitar choques o accidentes. Cada dron posee diferentes tipos de sensores, cada uno con una función específica:

  • Acelerómetro: Mide y controla la velocidad y movimiento del dron
  • Proximidad: Detecta objetos que están cerca del dron como forma de evitar choques con estos
  • GPS: Determina la ubicación del dron según coordenadas geográficas basada en información satelital.
  • Brújula: Determina cuál es la orientación del dron con respecto a los puntos cardinales
  • Altímetro: Determina la altura a la que está volando el dron en determinado momento.
  • Giroscopio: Sirve para mantener el dron estabilizado en el aire ya que detecta posibles desequilibrios
  • Cámaras: Hay sensores incorporados en la tecnología de las cámaras de algunos drones que identifica objetos cercanos permitiendo un vuelo más expedito y seguro.

Transmisores y receptores

Los drones poseen transmisores que envían datos al control en tierra, ya sea información de vuelo y batería o también imágenes y vídeo, todo depende de su tecnología. Estos transmisores también cuentan con receptores los que entregan las órdenes que el dron deberá seguir en su plan de vuelo, además de tareas a realizar por parte de cámaras y otros accesorios.

Los transmisores y receptores funcionan en una frecuencia determinada, la misma que utiliza el medio de control y que permite establecer una conexión. No todos los drones utilizan el mismo rango de frecuencia y hay casos en que este puede ser ajustado para evitar confusiones con otros dispositivos que funcionen en el mismo espectro.

Control en tierra

Los drones se pilotean de manera remota mediante un control en tierra, ya sea uno especial para ese dron o una aplicación para móviles inteligentes o tabletas que se conecta a la mini nave, en ambos casos posibilita recibir información desde el dispositivo y según ella ir haciendo cambios en el vuelo o hacer que el dron aterrice.

En los drones con cámaras de fotos y vídeos incorporadas se puede visualizar las imágenes en tiempo real desde el control en tierra, el piloto puede capturar esas fotos o grabaciones por completo o solo algunas tomas, teniendo una visual privilegiada de lo que el dron tiene a su alrededor.

Accesorios

En la industria de los drones existen una gran cantidad de accesorios que los dotan de funciones extra y que van desde cámaras especiales que se adosan al chasis y permiten tomas de mayor calidad, incluyendo aquellas en 360º, o herramientas para tomar y dejar objetos entre muchos otros más.

La gran mayoría de los drones se desarma para poder ir cambiando partes averiadas o agregar otras de mayor nivel, además de reemplazar rápidamente una batería sin energía por otra cargada para poder continuar el uso sin tener que esperar que esta se cargue, algo que podría demorar varias horas.