Partes de la dentadura

La dentadura nos permite cortar y masticar los alimentos por lo que es clave el mantenerla en buen estado. No todos los dientes son iguales, ya que cada uno de ellos tiene su propia misión y ubicación dentro del maxilar humano.

Una persona adulta tiene 32 dientes divididos en cuatro categorías. Esta dentadura permanente va apareciendo de forma gradual mientras se caen los dientes de leche de la infancia a partir de los 7 años y, recién se completa después de los 18 años, aunque a los 12 años ya se tienen la mayoría de los dientes que acompañaran al individuo durante el resto de su vida.

Los humanos mudamos la dentadura durante la infancia. Un adulto tiene 32 dientes

Los dientes tienen una estructura propia que le dan forma y le protegen de daños causados por su uso y factores externos, como es el caso de las caries. Por eso el saber cómo se compone la dentadura humana y cada pieza es importante, ya que sin ella sería imposible preparar los alimentos para permitir su paso al sistema digestivo.

Dentadura humana

La dentadura humana está compuesta de 32 dientes que se dividen en cuatro categorías con una misión específica. Estas son:

  • Incisivos (8 dientes): Son los dientes frontales ubicados al centro de la boca y que son visibles al sonreír, su misión es cortar alimentos.
  • Caninos o colmillos (4 dientes): De forma puntiaguda, los caninos desmenuzan los alimentos, estando ubicados a ambos lados de los incisivo
  • Premolares (8 dientes): Sirven para triturar los alimentos, son puntiagudos pero más extensos que los caninos.
  • Molares (12 dientes): Los molares muelen los alimentos, para ello poseen una estructura fuerte con una superficie más grande que otros dientes, la cual posee depresiones y puntas que le permiten hacer su trabajo. Se ubican justo al final del maxilar de arriba y abajo.

Estructura de un diente

Los dientes son estructuras duras que están insertos en los huesos maxilares de la mandíbula humana. Cada uno se compone de partes internas y externas que le permiten hacer su trabajo y protegerse de daños por su uso o bacterias.

Corona

La corona es la parte externa del diente que está a la vista y tiene contacto con los alimentos y saliva. Está recubierta por el esmalte dental, una capa dura altamente mineralizada que protege al diente.

Dentina

La dentina es una capa protectora que se ubica justo bajo la corona. Su función es proteger el interior del diente de las bacterias que logran atravesar el esmalte. Se conecta directamente con la pulpa dental.

Pulpa

La pulpa es la parte blanda que se halla al interior del diente. Allí se ubican estructuras nerviosas y circulatorias, por lo que es altamente sensible a cambios de temperatura o agresiones en caso de quedar expuesta por falta de protección de las capas externas del diente.

Raíz

La raíz del diente se inserta en el en el hueso maxilar y sostiene a la pieza dental en su lugar. Si bien es larga, al estar tapada por las encías no queda a la vista. Una infección en la raíz podría llevar a la perdida del diente.