Partes de la muela

La muela es un tipo de diente encargado de triturar y masticar los alimentos, estando ubicadas en la parte posterior de la dentadura tanto en la mandíbula superior como inferior. Un adulto tiene 12 muelas.

Las muelas son los dientes encargados de triturar y masticar la comida

Las muelas, también conocidas como molares poseen una zona superior más amplia que otros dientes. Su forma difiere según el tipo de molar, ya que cada uno tiene su propia función, ello gracias a la unión de todas las partes de componen su estructura.

Esmalte

El esmalte es la cubierta exterior que protege al molar en su totalidad. Está compuesto por un mineral llamado hidroxiapatita formado por fosfato de calcio cristalino. El esmalte dental es una de las sustancias más duras del cuerpo, pero que se debilita al contacto con sustancias ácidas presentes en ciertos alimentos o liberadas por bacterias, dando paso a problemas dentales.

Corona

La corona es la parte superior externa de la muela, también conocida como superficie de masticación. La corona de cada muela tiene un diseño diferente según a qué molar corresponde.


La parte más alta de de cada corona es conocida como cúspide, la muela puede tener varias y, entremedio de las cúspides hay una zona más plana conocida como surco.

Cuello

El cuello es la zona externa lateral de la muela, que va desde la corona hasta que el diente se encuentra con la encía.

Dentina

La dentina de la muela es un tejido que se halla entre el esmalte y la pulpa del diente, siendo muy dura aunque un poco menos que la primera. Su función es proteger tanto al esmalte como a la pulpa.

Pulpa

La pulpa de la muela es su base interna y la que le da soporte. A través de sus tejidos circulan una serie de conductos y se hallan vasos sanguíneos. Hay dos tipos de pulpa: Coronal, la más externa y, radicular, próxima a la raíz.

Raíz

La raíz de la muela en la parte más interna de este tipo de diente y en las que se hallan sus terminaciones nerviosas, estando conectada directamente al hueso alveolar mediante el ligamento periodontal.

Cemento

El cemento de la muele es un tejido óseo que cubre y protege a la raíz. Asimismo, permite que el molar pueda unirse en el hueso alveolar, creando el ligamento periodontal.

Periodonto

El periodonto son los tejidos que rodean a las muelas y que permiten que estas se conecten y mantengan en su lugar, además de cuidarlas, cumpliendo dos tipos de funciones: Protección e inserción.

Entre los tejidos periodontales destacan las encías, hueso alveolar, ligamento periodontal y cemento, además de otras menos conocidas pero igualmente importantes.