Partes de la muñeca

La muñeca es una articulación que une el antebrazo y la mano permitiendo realizar diferentes movimientos, estando compuesta por huesos, ligamentos, cartílagos, músculos, tendones y vasos sanguíneos entre otros tipos de tejidos, generando uniones que posibilitan que la mano hago su trabajo.

Gracias a su complejidad la muñeca puede realizar movimientos a ambos lados, arriba y abajo, además de posibilitar que varios dedos tengan la flexibilidad necesaria. Producto de su tremendo rango de movimientos, se le caracteriza como una articulación condílea.

La muñeca es la articulación con un alto rango de movimientos que une la mano con el antebrazo

Si bien la muñeca puede moverse en diferentes grados, no es capaz de rotar por completo. Las partes de esta articulación son bastante pequeñas, lo que sumado a su posición y la gran cantidad de uso que se le da, esté expuesta a una serie de lesiones ya sea funcionales o traumáticas.


La muñeca humana tiene una composición similar a la de un puzzle en que cada parte debe encajar para que pueda funcionar, por lo que una lesión complica el uso de esta articulación clave de las extremidades superiores humanas, siendo más compleja que otras como el codo u hombro.

Huesos de la muñeca

La muñeca tiene 15 huesos aunque solo 8 son propios de esta articulación y el resto le unen con otras estructuras óseas del cuerpo, ya sea del antebrazo o la mano. Los huesos de la muñeca son los siguientes:

Huesos del carpo

Los huesos del carpo son las estructuras óseas exclusivas de la muñeca y que se unen entre sí con cartílagos y ligamentos dejando solo un pequeño espacio entre ellos. Estos huesos son:

  • Trapecio
  • Trapezoide
  • Grande
  • Ganchoso
  • Escafoides
  • Semilunar
  • Piramidal

Radio y cubito

Los huesos radio y cubito unen la muñeca con el antebrazo estando ubicados cada uno a un extremo. En su parte baja se unen con los huesos del carpo generando un movimiento articulado. En sus diferentes caras, dan espacio a decenas de músculos.

Huesos metacarpianos

Los huesos metacarpianos conectan la muñeca con la mano. En total hay 5 huesos metacarpianos, siendo la primera fila ósea de los dedos de la mano y que se convierten en la base de estos, permitiendo su unión y flexión desde la muñeca.

Los huesos metacarpianos se conocen generalmente por su número o el del hueso carpo con el que se unen, creando así pequeñas articulaciones que no solo dan movimiento al dedo, sino que también les permiten soportar peso o realizar funciones de motricidad fina.

Ligamentos de la muñeca

La muñeca posee 5 ligamentos los cuales están en la cara anterior o posterior de la articulación, aunque existen ligamentos que unen ambas caras. Los ligamentos de la muñeca son:

  • Colateral ulnar
  • Colateral radial
  • Radiocarpiano.
  • Ulnocarpiano
  • Colateral Radial

Tendones de la muñeca

La muñeca tiene una serie de tendones que se unen a los músculos y huesos de la articulación, mano y antebrazo, dividiendo en dos tipos: Flexores y extensores. Las lesiones más comunes de muñeca son las tendinitis, inflamaciones provocadas por la sobrecarga de estos tendones y no a procesos traumáticos.

Músculos de la muñeca

Para poder realizar su trabajo, la muñeca necesita músculos que posibiliten sus movimientos. Estos músculos pueden ir en su parte anterior o posterior, unidos a los dedos para posibilitar su flexión, extensores para mano y antebrazo y otros que se conectan con zonas más alejadas de la mano y el brazo y que pasan por la muñeca.

Nervios y arterias de la muñeca

Los nervios de la muñeca llevan señales de una zona o estructura a otra conectándose a través de los componentes de esta articulación. Los nervios más importantes de la muñeca son el mediano y cubital.

Por la muñeca pasan dos arterias muy importantes: Las arterias radiales y cubitales. Existen vasos sanguíneos y estructuras circulatorias más pequeñas que también están en la zona,