Partes de la raíz de una planta

En nuestro planeta existen más especies de plantas que de animales y, estas son muy diversas pero tienen cosas en común, incluyendo elementos esenciales que las componen siendo la raíz una de ellas.

La raíz de una planta no solo la ancla al suelo, sino que le permite absorber y almacenar los nutrientes que necesita para sobrevivir. Por supuesto que no todas las especies vegetales tienen raíces iguales, pero sí comparten una composición similar.


Las funciones de la raíz de una planta son diversas y esos roles los cumplen sus diferentes partes, por lo cual es importante diferenciarlas para poder comprender más a fondo el mundo de la botánica.

Las raíces de un árbol

Las plantas se pueden clasificar en una tremenda cantidad de subtipos, por lo que sus raíces no guardan una semejanza estética en la mayoría de los casos, aunque sí dentro de la misma familia de especie vegetal, pero todas tienen elementos básicos que comparten y, los cuales pueden ser más o menos complejos según el tipo de planta.

Cuello

El cuello es la zona visible de esta y que comunica la raíz con el tallo de la planta. Dependiendo de la especie, el cuello puede o no ser la única parte de la planta que no está bajo tierra.

Capilptra

En la punta de la raíz hay una pequeña capa que no es visible cuya función es darle protección mientras crece y, sus diferentes tipos de células se van multiplicando y diferenciando. Se trata de la caliptra, la cual cumple diversos roles según la etapa de desarrollo de la planta.

Cuerpo

El cuerpo es la parte de la raíz que está bajo tierra y, dependiendo del tipo de planta puede tener una raíz principal única o, además poseer raíces secundarias que surgen de la primaria y más importante, todo depende de la especie vegetal y su complejidad morfológica y de funcionamiento..

Epidermis

La raíz de las plantas está cubierta por una superficie dura que la protege y que se conoce como epidermis. Además de cumplir esta función protectora, en esta porción de la planta se hallan las células encargadas de absorber el agua.

Pelos radiculares

Los pelos radiculares o absorbentes, son pequeñas vellosidades presentes en la epidermis de la planta y que le permiten absorber el agua mediante el proceso de ósmosis. Los pelos radiculares tienen una vida corta y se van renovando constantemente por sí mismos.

Córtex

Debajo de la epidermis se halla una estructura conocida como córtex y cuya función es almacenar el agua que absorben los pelos radiculares, los que además poseen espacios intermedios que tienen como objetivo el permitir que la raíz de la planta respire mediante la entrada y salida de aire.

En el córtex también se almacena el almidón que nutre a las plantas.

Endodermis

La endodermis de la raíz de las plantas es una capa delgada que se halla en la zona interna del córtex. Esta parte de la raíz está formada por una sustancia conocida como suberina, la cual sirve para crear la llamada banda de caspari, la cual es impermeable y redirige el agua para evitar que se quede en sus células.

Cilindro vascular

El cilindro vascular es la zona que está más al centro de la raíz, alejada de las paredes externas y el ambiente. Esta parte ubicada bajo la endodermis, contiene justamente el sistema vascular de la planta con una serie de tubos y tejidos, los cuales pueden ser o menos complejos según el tipo de especie vegetal.

Cofia

La cofia es la parte de la raíz que la mantiene anclada al suelo, no importa el tipo de terreno que sea, por lo que se ubica justo al final de la planta.