Partes del sistema reproductor masculino

La especie humana se reproduce sexualmente mediante la unión de un gameto femenino y otro masculino. Para que el proceso pueda llevarse a cabo, cada género tiene un sistema reproductor que se ocupa de las diferentes tareas necesarias a la hora de crear una nueva vida.

El sistema reproductor masculino posibilita la generación y liberación de de los espermatoides

El sistema reproductor masculino está formado por una serie de estructuras que permiten tanto la generación y circulación de hormonas y fluidos, como también que se den las condiciones para para el acto sexual. A diferencia del sistema reproductor femenino, acá se comparten zonas con el sistema urinario.

Testículos

Los testículos son el principal órgano del sistema reproductor masculino, ya que están encargados de secretar las hormonas sexuales del varón conocidas como andróginas. Asimismo, producen los espermatozoides.

Cada hombre nace con dos testículos, los cuales se encuentran envueltos dentro de un saco protector conocido como escroto, que además se encarga de mantenerlos a la temperatura óptima ya que son muy sensibles.

De los testículos salen varios conductos y tejidos entre los que destacan los túbulos seminíferos, los cuales se conectan con el epidídimo, que es donde se almacena el semen y se le prepara para su función principal: Fecundar los óvulos femeninos.

Conductos deferentes

El epidídimo se conecta con los llamados conductos deferentes, canales por donde circulan los espermatozoides para unirse con los conductos eyaculatorios, lugar donde se expulsa el semen hacia la uretra para dar paso a la eyaculación durante la relación sexual.

En una vasectomía justamente se ligan con los conductos deferentes. Esta intervención es ambulatoria, mínimamente invasiva y, en parte importante de los casos reversible si la persona así lo desea, recuperando así la fertilidad.

Próstata

La próstata es un órgano ubicado debajo de la vejiga y que produce parte del fluido que formará el semen.

Glándulas de Cowper

Las glándulas de cowper generan un fluido que neutraliza la acidez de la uretra y se expulsa antes de la eyaculación. Hay casos en que puede contener espermatozoides, por lo que sería capaz de generar un embarazo aún cuando el varón eyacule fuera del cuerpo de la mujer.

Vesículas seminales

Las vesículas seminales son las glándulas encargadas de producir alrededor de la mitad del semen que se será expulsado en la eyaculación, mezclado con los espermatozoides y otros fluidos. Estas se conectan con la uretra

Pene

El pene es el órgano copulatorio del varón, el cual crece en tamaño y se endurece durante la erección gracias a un importante aumento del flujo de sangre.

Cuerpos esponjosos y cavernosos

Los cuerpos esponjosos y cavernosos, son las capas de tejidos internos del pene y que permiten la erección de este al recibir y almacenar ese exceso de circulación sanguínea. Cílindricos, envuelven el pene.

Glande

El glande es la cabeza del pene, siendo una zona más ancha y recubierta de una capa de piel conocida como prepucio. El glande es rico en estructuras nerviosas.

Uretra

La uretra también se ubica en la punta del glande y desde allí se expulsa el semen durante la eyaculación, ya sea durante el acto sexual o la estimulación mediante otros métodos