Partes de un Libro

El libro es una obra impresa formada por un conjunto de hojas de papel que presenta textos e imágenes protegidas por las tapas, y sujetas de forma tal que queden cosidas, pegadas o fijadas en el lomo gracias al arte de la encuadernación. La cubierta exterior del libro encuadernado es la tapa, donde aparecen los datos de portada, es decir el autor, el título y los datos de la editorial.

Partes de un libro

Partes de un libro

Los primeros libros de la historia de la humanidad tenían forma de rollo, y en lugar de papel solían usarse pergaminos y otros tipos de materia.

Aunque carezca de encuadernación y papel, la imagen digital también es llamada libro, cuyas partes y estructura aplican a todo tipo de ellos. El libro electrónico o ciberlibro es una versión digital o electrónica de un libro editado previamente en papel.

El dispositivo que se utiliza para leer libros digitales se llama e-reader (en inglés) que significa «lector de libros electrónicos». Este sistema permite acceder en formato digital, a obras individuales de libros originariamente editados en papel, aunque también existen versiones digitales que no tienen una versión impresa.

No debe confundirse el libro digital con el hipertexto, cuyo propósito es la estructuración de la información a través de enlaces.

Un libro es mucho más que un conjunto de hojas impresas llenas de ilustraciones y textos, sino que  el libro constituye un todo compuesto por partes que tienen un nombre y función específica.

Cubierta

Es el aspecto exterior del libro, formado por las tapas que se extienden por el lomo y la contracubierta. En la cubierta anterior (llamada portada exterior) se imprimen el título, autor y casa editorial que efectúa la publicación.

Lomo

Forma parte de la cubierta, y es el lugar opuesto al corte de las hojas del libro donde se pegan o cosen los pliegos. En él se imprimen el título de la obra, el número de colección y el nombre del autor, puesto que su propósito es orientar su ubicación en la biblioteca.

Guardas

Son hojas en blanco, aunque también pueden ser de un color y gramaje distinto a los usados en el cuerpo del libro, que lo unen con sus tapas y protegen las páginas interiores.

Anteportada

También llamada portadilla, es la hoja que solo lleva el título, anterior a la hoja de portada

Contraportada

Es una página par, generalmente blanca, posterior a la portadilla. Lleva el nombre de serie a la que pertenece el libro o los detalles de la colección en caso que pertenezca a una de ellas.

Portada

Es la que indica los datos del libro, nombres del autor, título de la obra, logotipo de la casa editorial, año y lugar de impresión, méritos del autor, nombre del prologuista, dedicatorias y agradecimientos.

Hojas de cortesía

Son hojas en blanco que se colocan, por respeto, al principio y al final de la obra. Las ediciones de lujo o ediciones especiales pueden llevar dos hojas de cortesía.

Índices

Reflejan la estructura y organización del contenido del libro, exponiendo las divisiones principales o capítulos. En las obras científicas se colocan al principio (llamados índices generales), y en las obras literarias suelen ir al final (llamados simplemente índices) siendo de distintos tenores (temáticos, analíticos, geográficos, cronológicos, de ilustraciones, mapas, gráficas, fotografías).

Apéndices o anexos

Son suplementos o complementos del cuerpo principal formados por documentos importantes, cuadros, datos raros.

Camisa

Es un forro o cubierta exterior que protege al libro, sobre la cual se imprime, generalmente a color, la portada del libro, el título, autor e ilustraciones.

Solapa

Es la prolongación de la camisa o cubierta, que se dobla hacia adentro y sobre la que se imprimen las obras publicadas, la foto y datos del autor.

El libro refleja la cultura de una nación, de un pueblo, de una época. Y representa los valores culturales de quienes protagonizan la historia, y en forma indirecta, de su autor. Un libro es un testigo silencioso que sobrevive a las generaciones.

Cuerpo de la obra

Es el desarrollo del libro, la parte medular en la que se desenvuelve la obra. Puede dividirse en capítulos, partes y conclusión final, extensión que no debe tener menos de 50 páginas para pertenecer a la categoría de libro.

Página

Es cada uno de los lados de las hojas que componen un libro, que están dispuestas en forma numerada y ordenada por el autor. Pueden estar formadas por textos, imágenes, cuadros sinópticos, gráficas, dibujos o cualquier otro elemento complementario.

Es la presentación previa al cuerpo literario, llamado también prefacio, preámbulo o texto de introducción que se ubica al inicio del libro, donde el autor formula su mensaje o idea principal sobre la obra. Puede ser escrito por el autor, por el editor o por alguien experto en el tema de la obra.

Epígrafe

Es una página reservada para expresar una cita, frase, expresión o sentencia que sugiere algún aspecto del contenido de la obra o aquello que lo ha inspirado.

Capítulo

Es un medio de comunicación establecido desde la portada hacia el interior del texto, y una de las secciones en que puede dividirse la obra.

Bibliografía

Es un listado de obras consultadas por el autor para la elaboración de su obra, es decir las fuentes de investigación.

Glosario

Es la parte que define los términos específicos utilizados en la obra, una especie de mini diccionario.

Colofón

Se ubica en la última página impar, en la que menciona el nombre de la imprenta, lugar y fecha de impresión, número de tirada (es decir de copias impresas) y escudo o logotipo del impresor. Puede agregarse la tipografía utilizada y el tipo de papel.

Se añade al final de una obra literaria para hacer alguna consideración general sobre ella o definir un desenlace acerca de aquellas acciones que no quedaron finalizadas.

Biografía

Algunas obras dedican una página a la biografía del autor y a veces, al ilustrador de la obra

Dedicatorias y agradecimientos

Es la página que el autor utiliza para nombrar a las personas que colaboraron con la investigación y publicación, y a aquellas a quienes dedica la obra. Suelen ubicarse en el anverso a la hoja siguiente a la portada.

Páginas de derechos

Página que se ubica en la cara posterior a la portada, donde se registran los datos de la obra, como año y número de edición, número de reimpresión, nombre del traductor si la obra fuera traducida en otros idiomas, año en que se reservaron derechos (representados por el signo copyright), lugar de impresión, casa editorial, etc.

Es importante que los niños conozcan los libros y sus partes, porque la magia comienza justo ahí, y la imaginación despierta en el instante preciso en que el niño abre un libro.

¿Cómo crear una biblioteca familiar?

Crear una biblioteca no requiere ninguna sofisticación especial para disfrutar del placer de leer, sólo se necesita tiempo para escoger material interesante y espacio para guardar los libros. Capturar la imaginación no depende de tener libros costosos o elaborados sino que puedan ser del interés de todos los integrantes de la familia.

Debajo de una escalera, en algún rincón bien iluminado, al lado de algún mueble en la sala de estar, cualquier esquina sin importar el tamaño puede servir para transformar el espacio en una guarida cómoda y acogedora para disfrutar de la lectura. En los dormitorios infantiles es recomendable adaptar algún estante junto a los juguetes para crear un rincón mágico que pueda albergar los libros favoritos.

¿Dónde acomodar los libros?

En una caja grande bien decorada o minimalista, en un revistero infantil o en cualquier estante junto a los juguetes pueden acomodarse los libros para que estén al alcance de los más chicos.

La adultez permitirá acceder a un baúl lleno de libros, a una mesa ratona formada por pilas de ellos, a cualquier repisa improvisada o simplemente algunos revisteros hasta tanto tengamos disponible nuestra biblioteca.

¿Qué libros elegir?

Vale todo: cuentos, novelas, revistas, diccionarios, libros para pintar, libros con canciones, libros de recetas, catálogos de tiendas, etc.

Una biblioteca familiar debe estar equipada con material de lectura para todos los integrantes de la familia y para todos los niveles.

Los bebés podrán tocar y mirar los libros animados, de tapas de goma, perfumados y hasta sumergibles para la hora de bañarse. Los preescolares podrán dar vuelta las hojas para colorear y jugar con los dibujos, mientras que los adolescentes y padres tendrán disponibles las revistas, periódicos, novelas e historietas.